Sígueme

domingo, 29 de agosto de 2010

Nada nuevo de qué hablar...

"No sabría cómo amarte de otra forma...pasa el tiempo y tu recuerdo no se borra...Tanto odio, tanto amor y tantas cosas..."

Cuando a tus ojos el día anterior es cuestión de historia (en general el pasado ya es historia y está irremediablemente lejos de nosotros) pero cuando específicamente ves las cosas de esa forma, tan lejana y difusa, cuando se te olvida que debes recordar, que debes incluso olvidar, cuando está todo tan presente y escondido. ¿Qué pasa? Cuando ya no sabes cómo es ese asunto de tomar lápiz y ponerte a escribir o dibujar en el papel, cuando todo ese método está confuso en los archivos mentales. ¿Qué pasa? Cuando no puedes cruza rla página porque tienes pánico que el nuevo comienzo no sea tan nuevo o no esté bien.

¿Qué pasa cuando sólo hay miedo? Cuando sólo se ven las cicatrices y no recuerdas las heridas. Soy de un grupo selecto que decidió olvidar las cosas malas y quedarse con las buenas, darle más virtudes a las cosas y así, nunca vivir con rencor.

Soy de un grupo selecto de personas que prefieren sentarse y esperar a estar sonrientes para andar, siguien do la frase de Luis Chaves "es mejor cargar muertos en la espalda que almacenarlos en la memoria". Soy de un grupo tan selecto, que no podemos ver mal en otro, ingenuos, inocentes, casi niños; pero a la vez, caemos tan bajo como cualquier otro y lastimar nos hace sentir vivos.

Somos de violencia, sensibles, cambiantes, imperturbables, que van por ahí mirando a través de los ojos las almas de quienes se acercan, en tener el control vemos la alegría y cuando lo entregamos, obtenemos el amor, que sin dudarlo nos entregamos cuando sentimos algo cierto, verdadero pero que arrebatamos si no hay nada que salvar.

Que vamos de paso, que todo nos pasa, que buscamos quedar en la historia de alguien por siempre, para mantenernos vivos, porque por sí solos, hace tiempo no estaríamos aquí.

sábado, 28 de agosto de 2010

Divinidades

Sentirse vivo, es divino.

Pensaba hoy yo de lo monótono que van las cosas, siempre las mismas actividades y extrañamente espero un resultado diferente. Incluso, a veces voy en contra de mi esencia y procuro variar mis acciones, pero el resultado es igual o más desesperante a los anteriores, es decir, cambié, pero obtuve lo mismo, monotonía.

Es divino cada vez que ríes, cada vez que lloras. Divino, sentir que dos corazones laten por una misma razón y que la respiración de dos se sincronizan, saberte en alguien más...verte en alguien más, tener ese reflejo idéntico pero diferente de ti.

No hay nada más divino que ver, tu rostro por los ojos de otro, sentirte por el tacto ajeno, olerte en el aire de alguien más, saberte en la boca de aquella persona que llegó a tu silla y se sentó, a tu lado, contigo y con nadie más, que compartió su norte y sus sueños, que te dijo esas cosas del común repletas de magia, que te cobijó en sus brazos.

Nada más divino que ver los fuegos de artificio con el corazón infantil, sentirlos de otro mundo, maravillosos, inocentes, lejanos, cálidos, cercanos. Sentir por las manos que unidas están que en cada explosión celestial hay algo nuevo, que como ellos, es fuerte, es hermoso pero efímero. Recordarse que estamos de paso en la banca del otro y que estamos de paso en la nuestra.

Nos dice, con toda su hermosura,los fuegos de artificio, que no duraremos mucho y que hay que brillar como ellos, ser felices y salirse de esa monotonía gris que nos abruma.

En cada fuego de artificio está el recuerdo de cada divinidad vivida, de las que vienen, está el hecho que...Siendo tan humanos como somos, tan mortales como somos, tan sólo esperamos algo divino por vivir.

viernes, 27 de agosto de 2010

Deseos

No deseen muchas cosas que les pueden llegar. Me refiero, si lo dicen porque sí, sin razón aparente.

Duré meses describiéndole a todo el que se pasara frente a mí (incluyendo plantas y cosas inanimadas) que quería no sé qué cosa, no sé qué otra en un hombre, que fuera así, asá, desá, blah blah blah blah y bueno, jodí como yo sola, fregué como yo sola. Ahora podrán decir "uish jode más que una Estefanía" o "jode más que una blue".Sí y qué? Pero al final pasó lo inevitable, de alguien como yo, no quise más.

¿Por qué digo alguien como yo? O como muchos mejor, porque soy de ese selecto grupo que tranquilamente dice que no pertenece a algún lugar. Hay quiénes dicen que debemos sentirnos identificados con alguien o algo, pertenecer a algo en la sociedad, no lo niego. Pero qué ocurre cuando todo le hiede nada le huele? Cuando todo pierde gracia a los tres segundos de tenerlos en las manos? Cuando uno debe vivir de pajazos mentales para no quedarse en completa soledad, que si bien no nos guste estar en un círculo hostigante todo el tiempo, la idea de quedarnos solos nos aterra.

Soy parte de un selecto grupo, que le queda difícil crear lazos afectivos con las personas y que los pocos (des)afortunados que los tienen se demoraron años en lograrlo, pero aún así, uno no está ahí siempre, uno se retira. O las pobres víctimas de nuestros deseos que se ganan esa cadena afectiva al tobillo toda la vida, teniéndonos como carga, a nosotros que dejamos ir todo sin problema, que somos tan transparentes que todo pasa pero nada se queda; pero que nos quedo ese, él, ella, cosa, víctima.

Mi pregunta es, sí digo que soy parte de un selecto grupo -los que admitimos esta condición nuestra- pero dónde quedan el resto? ¿Realmente se identifican en el lugar donde están? Realmente ven las cosas como son? Yo sí y si no me esmero por verlas desde muchos ojos para saber mejor qué es, quizá eso hace que no me quede en un lugar, porque para mí todo merece su lugar, no juzgo, no me juzguen y si llegase a hacerlo, será con el conocimiento sufiente para quedarme o no.

Suelo tomar mis cosas e irme, no me gusta nada, ni me gusta nadie, pocos son los que quiero y cuando esa palabra no tiene significado, se dice todo el tiempo. Quizá del próximo que pueda verme, como soy realmente, me aferre, otra víctima a mi historia de mierda.

jueves, 26 de agosto de 2010

El empute del día

Ambulancias, pitos, el sonido de las llantas al frena en el asfalto, el "tic tic tic" de las teclas mientras escribo y la música de ambientación de una página mientras escribo, son tan sólo parte de lo que me rodea ahora. La luz tenue de la pantalla y ese rayito de luz solar que aún queda del día que se escurre entre mis cortinas. El tono azul que invade a mi cuarto por la tela que cubre mis ventanas y el reflejo de la luz al espejo en la pared.

Hace tiempo no duermo tranquila, pero ya no es algo que no me deje vivir. Hay una canción diferente que dura todo el día, es una nueva adicción. Por otra parte quiero dejar mis vicios, aquellos que son nocivos; aunque me hagan sentir tranquila y completa, que vivo, cosa que no siento todos los días. Una monotonía gris me abruma y realmente quiero escapar.

Me pregunto qué pasaría si me olvido de mí, nuevamente.

Pasando a otros temas, hablemos de esos fantasmillas que están con uno 24/7 que ni por el putas te abandonan y aparecen en esos momentos cuando más libre te sientes. Sí, hablo de esos pop ups que uno tiene, cuando da un paso de determinado recuerdas algo que pasó similar, como no sé, te caíste en mitad de un sitio lleno de barro y la persona que te gustaba te vio (?) y vuelves a comerter el mismo error por ponerle atención al /(&/&%/ pop up, sólo que esta vez no es en lodo ni frente a quién te gusta, sino en la mitad de un centro con miles (no tan exagerado..unos centenares) de espectadores, listos para ver ocmo caes lentamente y ruedas hacia abajo.

Si se están preguntando si me pasó, no, no me pasó, pero estoy segura que les hubiera encantando que sí. Obviamente, todo esto es una metáfora con la cual todos nos sentimos identificados 8admitámoslo, al menos UNA VEZ hemos hecho el oso)

También nos encanta, mirar para atrás, es sorprendente como andamos lento por anda viendo qué pasó atrás.¡Miren al frente! Hacen trancón en la calle, no dejan que la gente avance, uno se siente ocmo en procesión ¿qué putas si estrellaron a alguien? Lo que menos necesita esa persona son miles de chismosos a su alredor, es más, quizá el malvado perpetrador vuelva por uds! No andan en pasarela, no son modelos, no flotan, así que no miren hacia atrás que estorban a los que queremos ir hacia el frente.

Por otra parte, tenemos los experimentos actorales de caracol. Padres e hijos finalizó, por fin después de años de tortura terminó!!! Y vienen y ponen eso de tu voz estero, con esos temas trillados de los que todos los días hablamos y nos burlamos y el noticieron amarillista lo hace ver como un problema desastrozo. No demora en salir un capítulo donde por andar subiendo en escaleras eléctricas esta decide devorarte.

OK, no, tampoco tan así. Pero admitámoslo, esos problemas cotidianos en dos horas perdidas d ela televisión colombiana y que para colmo, es con personas que quieren surgir pero su falta de talento los obliga a hacer de papeles mediocres y donde los únicos dos famosos de ahí nisiquieran tienen el respecto de su medio. Triste.

Más bien, si queremos burlando y sentir que la humanidad decae, les tengo la propia Lady Gaga copió a la Tigresa del Oriente la mejor cantando que hemos escuchado, con sus súper canciones como: Nuevo Amanecer, La Anaconda o la que canta con otros ídolos de latinoamérica, Israel.

El mundo cada vez más se degrada y me gusta ver cómo en internet queda la prueba que estamos realmente jodidos.

Pd: Caminen hacia el frente cuando anden en la calle, que mamanera anda en procesión sin virgen y si no les gusta el humo de los otros no se pongan al lado de lso fumadores a toser, que emputa y dan ganas de fumar más :D

domingo, 22 de agosto de 2010

El aire en que no estás.

Demoré varios días en entender esto, que lo que creí haber hecho bien ha sido de los errores más grandes. Desafortunadamente sigo convencida que lo que hice estaba bien.

Demoré muchísimos más días end arme cuenta que con saberla viva yo podría seguir y desprecie las veces que quiso verme por no tener que afrontar la tristeza de mi decisión.

Quienes han estado conmigo los cubre la fina capa de su sombra y a mí, aquellas manías que sólo se podría tener si convivieras con nosotroas. Aún acariciaba el dorso de los libros antes de leerlos y aún me siento en el piso a buscar.

Leo poesía en las noches y cuando extraño escucho las mismas tres canciones. Pocas veces las canto, cuando no es apra evocar es para tranquilizarme. Nada como el pasado para calmar el presente y el miedo al futuro.

Soy una mujer que no ha podido alejarse de su pasado y de sus fantasmas. Las sombras que vienen conmigo son mis más preciadas virtudes, nada como una historia.

Intento decir todas las cosas que siento con palabras de otros, es por los nervios, casi nunca puedo hablar de lo que me pasa por dentro.

Sólo queda por decir, you can move a mountain if you want to....You can move me if you wan to...You cna move everything.

lunes, 16 de agosto de 2010

Tres días

Una semana no es poco, ni es mucho, es bastante. Así que tres días, sí es poco, es ese tiempo perfecto que uno tiene para ver la puntica del iceberg, aculillarse y correr.

¿Por qué hablo de aculillarme? Porque se requieren huevas para tomar las cosas y correr en la dirección contraria, despavorido. Yo quiero hacerlo, salir corriendo, pero mierda, me es más difícil afrontar mi realidad como corredora olímpica de cosas a las que le tengo miedo a enfrentarlas, al menos, tenog un contentillo cuando me echo de frente al vacío. Sí, diganme huevón y todo lo que quieran, pero me vale tres tiras de mastil principal de barco.

Volviendo al asunto, tres días es el tiempo perfecto y estoy segura que más de un griego me apoyaría y uno que otro trigonométrico, pero especialmente el que fue mi profesor de trigonometría, ese hombre sí que estaba enamorado de los triángulos.

En fin, ¿cómo tener una experiencnia religiosa en tres simples días? El primero, póngase un saquito de lana de esos que las abuelas usan como si fueran escudos super-poderosos, salga a la puertica de su imaginación y vea el asunto, medio tantee y si se siente muy valiente, dé un paseito, no salga de su perímetro seguro.

Día número dos, salga, dese las vueltas que le dé la puta gana, camine de arriba a abajo, vea lo que el día uno le causó curiosidad, salga (no mucho) de su perímetro seguro, el día dos es el día de locuras, haga estupideces, píntese el pelo si quiere. Vuelva a su lugar seguro, enciérrese y reflexione, el día tres será la decisión final.

Entre el día dos y tres siempre hay un espacio de tiempo que si lo vemos objetivamente puede volverse días enteros. NO LO HAGA. Si se cagó todo el día y parte de la noche experimentando, las horitas que le quedan del día dos y unas pocas del día tres le han de ser suficientes, aprenda a usar bien su tiempo.

Llegó el día tres y uno sólo piensa, correr o no correr. Ya tanteó, ya se lanzó, volvió a su perímetro seguro. ¿Le gustó? ¿Lo que vio en su facebook, su twitter y las preguntas del formspring lo dejaron satisfecho? Cree que influyó el hecho que su investigación la hizo un lunes, martes y miércoles? Cree que los resultados habrían variado si lo hubiera hecho un jueves, viernes y sábado. Más bien, quiere otros resultados? No está satisfecho? Pues bien, su respuesta es simple, hágale, conózcalo.

La verdad es que sólo se necesitan tres días para saber que uno no quiere estar con alguien, si le quedan dudas después de esos tres días ud quiere algo, no sabe si con esa persona, no sabe si es con el perro, pero quiere algo con ese ente, se lo aseguro. Amistad sana, amistad mal sana (de esas cosas malas y ricas) enemigos para el resto de la vida, amantes efímeros, pero le aseguro que ud se muere por tener algo de esa otra persona.

Les digo, en tres días uno sabe lo que NO quiere cerca a uno el resto de la vida, sólo tres días. Inténtelo.

Ps: Sí, ya aprendí mi lección de los tres días.

miércoles, 11 de agosto de 2010

Cabronazo

Todos son unos cabrones, hombres y mujeres. Pero esa no es la razón por la cual se llama así esta entrada, es porque es de mis palabras preferidas.

Cuando uno se choca contra una pared, uno dice "Jueputa!" y después de esa palabra viene una serie de análisis de.."¿por qué me choqué?" La gente aprende después de caerse, pocas veces aprendemos cuando nos lo dicen por experiencia. Nada como probar el cemento para saber que no se debe comer (aunque a mí me encanta el sabor de rasparlo :D y estoy hablando literalmente en este paréntesis)

Juguemos a saltar de un lado al otro. Aprendí que una no debe decir las cosas cuando las siente sino cuando esté completamente segura que el otro entederá lo que quiere decir. Vicerversa. Dar pasos, por Dios, pasos ¿qué es esa grosería? Me siento siendo psiconalizada por algún ser con delirio de freud que intenta verme como un pequeño experimento que divide por etapas. Me rehuso a ser de experimentación, nos tratan realmente mal y ni un besito, para esa gracia prefiero seguir chocándome con todas las paredes necesarias, al menos me dan besito de buenas noches o me preguntan cómo estoy.

Hablando de evolucionar, cambiar o experimentar, el internet es lo máximo (yo dije que ibamos a saltar un poco) y encontré videos realmente graciosos y que demuestran que en efecto nosotros maduramos, evolucionamos, cambiamos crecemos.
Tata Golosa-Los micrófonos y ahora demostrar como avanzó Tata Golosa-Pastilla (del amor)

En fin, retomando el hecho que debemos chocarnos...¿será que nos gusta el sabor de la pared? La pintura sabe inmundo, eso sí, pero creo que disfrutamos lo de más allá. Yo me declaro sana de las paredes, no literalmente, si veo un huequito en una pared automáticamente iré a raspar y comer, pero figuradamente me quiero pensar graduada. Como cuando George de la Selva dejó de chocarse con los áboles, así. Quizá sea el pregrado y realmente la idea de tener PHD no me es nada atractiva, pero juemadre, si para poder rajar del mundo con más actitud he de tener cursos intensivos y hasta de verano, los tomo!

Conclusión del día, dada por mi profesora de antrpología "lo de afuera es mejor" quien sabe, quizá la pared de afuera sea de una espuma o de gelatina. Bueno, seria, el punto es, chóquense cuantas veces quieran, sólo si todo el paseillo la pasó bien, la hizo bien y quiso estar en esas. Ignore el tronco gigante, la pared de épicas proporciones, quien sabe, quizá le toque el asunto de espuma, ud no sabrá si no hasta probar.

Si está felizmente alejado de este mundo de paseos y paredes, quédese ahí, ¿para qué se va a subir a un bus que va directo a una vacío? Si me dice que adrenalina, le adelanto que más de uno lo mirará con cara de "¡GUEVÓN!"

Sí, ando mucho con eso de las relaciones, es catarsis, lo advertí. Prometo que lo próximo será cagada en el mundo, ignorando el hecho de si son solteros o no-

lunes, 9 de agosto de 2010

La Historia De Mi Vida

Érase una vez una Pepita Jiménez, ella muy educada y muy linda, vivía en una ciudad grande y desconocida en su mayoría. Esta dulce jovencita, animada, ingenua y por sobre todo inocente, empezó a andar por aquellos caminos donde se le va soltando la mano, entrando a la adultez, por aquellos años de adolescencia, ella empezó a recorrer.

Pepita Jiménez ya sabía que era algo dispersa, su atención iba saltando en cada cosa que resaltaba. La srta Jiménez nunca sintió la necesidad de quedarse en algún sitio y eso se reflejó en los años de interacción que iniciaría, pues, ella perdía el interés de casi todas las cosas que la rodeaban. Para tristeza de ella, el desarrollar afecto con alguien le fue muy difícil, pues solía apartarse de las personas ocn facilidad y a pocas relamente extrañaba.

Ella creía fielmente que a quien quisiera, querría de verdad, sin importar. Y así fue,cuando lo conoció se dio cuenta que en un muy buen tiempo no lo podría olvidar. Aprendió muchas cosas y su atención mejoró, mientras estuvo con él no saltaba y podía estar tranquila en un mismo lugar. Un día, él se marchó y dejó un hueco en su vida, pero ella quiso seguir, y poner su atención, que empeoró y ahora no podía ni concetrarse en no pensar. La pobre de Pepita no pudo dormir. No le importó mucho en el momento, es decir, no dormir porque algo le importaba era genial, hasta que se volvió su pasatiempo y la razón por la cual no podía estar despierta.

Pepita siguió con su vida, se acostumbró a no dormir, almorzaba alcohol y de cena igual. Su dieta varió y no quiso salir de ahí....bla bla bla bla bla.

Ok, Pepita Jiménez, conoció alguien más, no se enamoró, es decir, le cuesta mantener la atención pero ahí va, las cossas bonitas deben defenderse de esa atención inquieta. Está feliz e ilusionada, tan sólo lo necesario y a veces siente que está demasiado aterrizada. No se entiende y no entiende. Se siente extremadamente heterosexual pero ha aprendido a lidiar con eso.

Pepita abrió un blog donde escribe todo lo que aprende de los días y hoy sólo aprendió que cómo va a escribir cosas si no saben al menos uno de sus traumas, el más simple, que todos saben.

La conclusión de hoy es simple, Pepita pudo con su vida, sumercé también, ok, esa no es, la real es que por más simple que se intenten mostrar los hombres, son más sensibles y complicados que nosotras. Intenten entenderlos y....entenderán.


Ps: Sí, Pepita Jiménez quiso mantenerse en anonimato, serían tan amables de guardarle el secreo?

domingo, 8 de agosto de 2010

Cuentos Cortos Para Mentes Dispersas I

1.

La señorita sentada en el cielo, haciendo de las suyas, para que, al hacerle cosquillas y hablarle éste se mueva, lenta y dolorosamente, haciéndolo llorar, cada vez más, haciéndolo gritar de dolor, y éste sin poder hacer más; se deja caer y se deja llevar hacia el infinito.

La gente mientas llueve, truena y relampaguea, salen corriendo si más para abrigarse en la primera salida de techo que encuentren, o en la primera tienda, cafetería, almacén, o en su defecto debajo del periódico que obtuvieron esta mañana, en el kiosco de la esquina de la casa.

Se pierden de disfrutar el dolor del cielo en su mas magnifica y desmedida esencia, el la mas pura y visceral representación que este tiene en el mundo, y al ver esto el cielo, intenta vengarse, arroja desde su profundo y oscuro interior rocas que caen, que se estrellan contra el asfalto, perdiendo velocidad poco a poco, pero haciéndose mas grandes, golpean las cabezas de los hombres y mujeres que entre la cuidad están refugiándose del dolor del cielo.

Los hombres y mujeres que van tarde a sus trabajos, oficinas o a hacer sus deberes lo maldicen, desean nunca haberlo conocido, nunca haberlo aguantado, pero reconocen que sin el no existirán que sin el no son nada, son solo sombras sin más, después de una larga pataleta y de un berrinche sonoro, acuoso, y sólido, el cielo calma su dolor y termina, radiante como estuvo y estará siempre.

(Dedicado a quien quiera la dedicatoria)
Juan David Moya Delgado


Juan David Moya es un amigo que tengo desde el jardín de niños, he aquí sus escritos. La mayoría somos de mentes dispersas, así que, por qué no? Ha disfrutar.

miércoles, 4 de agosto de 2010

A veces me siento cruel...

Todos alguna vez nos hemos sentido crueles por hacer x o y razón. Una canción, la de la tarea, Sencillamente de La Bersuit dice una de esas tantas veces "A veces me siento cruel por fantasear con tu vida..."

A veces me siento cruel cuando no me acerco a aquellas personas que tienen esos aires que buscas dejar, no siempre son como huelen ser. Es igual o más profundo que pozo, pero es verdad.

A veces me siento cruel cuando apoyo afirmaciones que no tienen ni pies ni cabeza.
A veces me siento cruel cuando le doy confianza a aquellos que ya la perdieron.
Pero generalmente me siento cruel, no cuando deseo holocausto zombie, si no cuando le digo esas palabras a ese alguien, que le duelen, por andar sacándose mierda de adentro. Le ha de haber pasado y si no, les pasará, háganse la idea.

A veces me siento cruel cuando quiero algo desesperadamente, como dice la canción "el esfuerzo de afea"
A veces me siento cruel cuando, inconcientemente cambio las cosas como fueron.
A veces me siento cruel cuando olvido algo que consideré importante.
Aunque especialmente cruel me siento yo, cuando algo deja de importarme.

¿Por qué se sienten crueles? Y no valen respuestas como "cuando me rio de mi amigo que se cayó por la escaleras" es decir, eso es humor urbano.

A veces me siento cruel cuando escribo para nadie. Me siento cruel conmigo misma.
A veces me siento cruel por sentir que soy la única persona que ve el mundo como lo veo. (si entramos en detalles, todos osmos únicos y no sé qué mierda, ignórenlo. Gracias.)
A veces me siento cruel cuando (lo repito porque es mi mayor crueldad) olvidó a cosas/gente que consideré importante
Me siento cruel cuando me desprendo de todo lo que quise.

Juana dice que la hace sentir cruel no poder evitar ser intolerante a la estupidez ajena.

La crueldad es algo normal, es algo con lo que debe aprender a vivir, pero de vez en vez es bueno saber qué cosas lo hacen sentir a uno cruel, malvado.

martes, 3 de agosto de 2010

Amores y odios

Sí! Tema cliché, digamos que es culpa del mes que se fue. ¿Sabían que Julio estaba enamorado de Agosto y por eso son las vacaciones? Si me creen, son la ley, si no, adiós.

Tengo más teorías, como que Abril quería ser impar y por eso es un mes cruel con nosotros.

En noticias felices les tengo que en efecto, durante la ruptura lo hombres lloran bastante, hasta más que las mujeres, pero va en silencio. Mujeres, ya que saben esto, sigan aparentando que lo ignoran. Hombres, soy un ser asexuado quien escribe esto, no una mujer.

¿Por qué amores y odios? Un amigo dijo que como la amaba tanto podía odiarla a su placer, de llamarla hermosa paso a perra. Ohhh, el amor, tan misterioso. El título de esta entrada es gracias a Eliana (nombre que se me hace divino) quien me pasó la canción Los seis días - te odio que tiene muchas verdades.

También por la canción Sencillamente de La Bersuit Vergarabat, les queda de tarea escucharla.

Por uno de mis amigos más cercanos que es un enamoradizo, fugaz. Un día descubre que la ama y al día siguiente que ya no. Por mi, que me aburro de las cosas que me deslumbraron.

Y pasamos a las cosas imposibles, pero en este momento no interesan.

Cuando uno quiere a alguien y me refiero de verdad, no eso caprichitos que tenemos, deslices como me gusta llamarlos, sino esa media papaya que siempre deseamos (no tiene por qué ser una papaya, los melones sirven, melocotones) y sumercé sólo quiere estar con esa persona y escribir su nombre "y ves el teléfono cada cinco minutos por si te llamó o mandó un mensaje" le dices a otras personas su nombre e inconcientemente respondes con una dulzura inexplicable que cuando te dicen que estás así te avergüenzas y portas como un patán (funciona para ambos sexos).

Pero un día, un mísero día, una palabra, un gestico y un bye bye te cambiaron totalmente. Odias mágicamente la papaya, el melón, melocotón, media costilla yo qué sé! Escribes su nombre, sí, para rayarlo porque sueñas que sea una especie de voodoo estudiantil y le duelan las costillas. No dices su nombre, los que se llaman como esa persona les pones otro nombre y ruegas al destino -a quién madreas libremente por haberlos cruzado en el camino del otro- que ni se le ocurra llamarte. Lindos cambios ¿no?

A veces vuelven a las mieles del amor, otras tan sólo a lso azúcares (???) de la amistad y muchos varios pocos otros no saben de su contra parte frutal.

¿Amores y odios? Cansones e inevitables. ¿Hay moraleja? quizá, debe ser algo como "las relaciones informales es la mejor forma de pasar tu juventud siempre y cuando no quieras anda serio. Si eres enamoradizo, quédate con tus brazitos cruzados y pasea por ahí y si eres de los que deben andar en pareja, asegúrate que sea como tú" o un simple, hagan lo que quiera, igual, cualfuere la opción escogida en la moraleja anterior que no tiene nada de moraleja vivirán de amores y odios.

Amen la bipolaridad, es la paprika de nuestras vidas.

P.S. Comenten, recomienden y algo más, lo que se les ocurra. Recuerden....es cuestión de amores y odios.

lunes, 2 de agosto de 2010

Faltar a un cumpleaños.

Camilo, lea, le hice caso, aquí su entrada.

El contenido no tiene nada que ver con el título, es sólo que falté al cumpleaños de Camilo donde "doña ceci" y bueno aquí le sigo la corriente en algo. ¿Qué escribiré hoy? Lo que salga, por ejemplo, ¿honestidad?

¿Por qué nos ofendemos cuando nos dicen la verdad? Es decir, la idea de saber qué piensan de ti en una forma clara es muy tentativa, pero escuchar tanto sobre uno mismo de la boca de otros no tanto.

Las apariencias son algo cansón, creo yo. Imagínense así, todos los días (aunque debe haber quiénes SÍ son así) despertarse todo los días, arreglarse salir para, no sé el colegio, universidad, trabajo, centro de auto-ayuda, en el camino un montón de gente y blablablablabla. Llega a su destino, se encuentra con la gente que menos quiere y les sonríe, abraza y dice lo mucho que los extrañaba y quería verlos. Piensa que su pantalón, falda, vestido son horribles pero le dice lo bien que le luce su vestimenta.

¡Qué horrible!¿No les parece? Juntarse con alguien tan....cobarde. Seamos sinceros, la honestidad no está bien vista estos días, es mejor decirle a alguien que se ve bien a decirle que le queda horrible, que se le ven los gordos, que parece neverita, que la hace ver más vieja.

Digan la verdad! No sé, como "te queda HORRIBLE ese saco que tienes hoy" "Pareces (insértese estilo que le desagrade) de (insértese aquí lugar despectivo) en esa foto" ¡yo qué sé! Digan lo mucho que les molesta cada vez que habla y dice determinada palabra. Sin ser peyorativos, la honestidad es un gran modo de vida. No forma nudos enel cuerpo y da tranquilidad.

Es decir, nada mejor que ser como un libro abierto para evitarse problemas, la gente honesta (dependienod de la película jajajajaja) sale bien librada (en la mayoría de los casos) y los que soporten aquella honestidad cruda, serán quiénes merezcan seguir en nuestras vidas.

A esos que se emputen por decirle una verdad en la cara, que se anden para otro lado porque es gente no vale el esfuerzo.

Pd: Sí, hoy quise lecciones de vida ¿ y qué? Si no les gustó, propongan tema.

domingo, 1 de agosto de 2010

Sobre enojos y despechos

Anoche hablé con Kärölïínä Säläzär, ella es un hit y esa idea se confirmó en el momento que leí sus notas. El título de esta entrada es ese porque es lo más general para los párrafos que se vienen, donde quisiera poder dar razones a los enojos y despechos de todos los que han de leerme.

¿Qué enoja? Y hablemos sólo del ámbito de pareja.

A ellas (nosotras) que miren a otras con esas sonrisas confiadas, pero seamos sincer@s nos enoja casi todo, que miren, que nos miren, que no hable, que hable, que sonria, deje de hacerlo. Que hable serio, que se callen todo, que dé la razón en todo, que lleve la contraria en todo. Que sean insensibles....o que sean demasiado sensibles.

Ahora ellos, ¿qué los enoja? Que sean muy sensibles, que hagan shows, el drama, que hablen mucho, que no hablen, se callen todo, quieran hablarlo todo. Que miren mal cuando alguien se les acerca, que se enojen si le hablan a los que se les acercan. Que sea insensibles, sensibles.

¿Y qué? Para qué putas nos sirve saber qué nos emputa, es decir, en ese orden de ideas enojan las mismas cosas, tienen los mismos peros, en otras palabras sería un "es lo mismo pero diferente". Muchos concuerdan en el como y no en el que.

Cómo lo dicen, puede llegar a ser irritante como puede ser pacífico y es aquí donde empieza la sección de Despecho.

Todo depende de como se lo digan o como pase, la forma. Comenzamos con lo que Karolina anoche tenía tanta razón, los EX. ¿Qué tanto son soportables?

Si uno es el que termina, uno -independientemente del género- es el malo, el malnacido del asunto, quien no quiso nada de eso, el cobarde, gallina, el infantil. Uno intenta llevar el tema por buenos caminos pero no, cagada, si fue uno quien dijo adiós, los buenos términos no quedan.

Aunque existen sus casos particulares, donde uno se despide pero no dice adiós si no un hasta el rato que vendría siendo un "cuando mi casa esté sola no dudes que te pensaré". Tenemos discursos, que como Karo dice colombianos. Es más pronto verán sus teorías por estos lares.

Viene la otra cara de la moneda, cuando es uno el pobre gato que sigue enamorado de quien le dice adiós. Aplica de igual forma el "hasta que mi casa esté sola". Los que viven de recuerdos y la contra parte es la cagada hecha ¿carne?, El mal nacido, el hijo de mujer de saldo y esquina que nunca se debió cruzar por nuestro camino y repito HABLO POR HOMBRES Y MUJERES.

¡Lo más atractivo de todo! Las razones no valen, porque todo es malo.

2Mi amor es que sentí que estamos demasiado metidos en la vida del otro y requerimos tiempo, que veamos otras personas, estamos jóvenes" Otra versión "Chiqui, siento que esto llegó a su punto máximo y que no hemos avanzado, estamos estancados y lo mejor es dejar de vernos pero nunca dejemos de lado el famoso "No eres tú, soy yo. No sé cómo llevar esta situación, es la primera vez para mí que he sentido esto"
Vienen discursos de amor eterno y lo inolvidables que seremos el uno para el otro. Nice. Generalidades, repito, no todos son así.

Deeeeeeespechos. Las mujeres lo ven y corren. Los hombres las ven y....corren. Ellas evitan hablarle, ellos evitan hablarle. Ellas están dolidas y decepcionadas, ellos están bien, pasando un mal trago, es decir, es una más, pero los decepcionó y eso les duele.

Ellas van a bares con las amigas y se repiten como un mantra "es un hijode....no te merece". Ellos se reunen en la casa de alguno o en un bar y se dicen "mk, no era para ud, ya". Ambos se embriagan, si se quieren o no se superan, llaman al otro, se aman y se olvidan.

Pasan los meses, a veces ellos sí saben superar las cosas y nosotras nos quedamos estancadas, algunas otras son ellos quien no pueden pasar la página. Aún así, cuando leen el nombre del otro corren, no literalmente.

Sobre enojos y despechos, todos son iguales. Incluso, después de un tiempo, brinde con su ex por alguien más y verá lo bien que se llevan.

Pd. Sobre cachos y despechos viene luego.