Sígueme

miércoles, 17 de noviembre de 2010

Frases I

"Uno no puede ser feliz con quien no debe"

Esta frase me la dio un amigo que está leyendo el libro de El Beso de Dick, es amor entre hombres, interesados googleenlo. El punto es que la verdad que rodea esta frase es absoluta, sino seríamos felices con cualquier cosa y por cualquier cosa y esa no es la gracia.

"Ten presente que las cosas que te metes en la cabeza están hí para siempre, dijo. Quizá deberías pensar en eso.
Algunas cosas las olvidas, ¿no?
Sí. Olvidas lo que queires recordar y recuerdas los quieres olvidar"

Sacada del libro La carretera escrito por Cormac McCarthy. Hy cosas que no pueden negarse.

lunes, 15 de noviembre de 2010

Simplicidad Femenina

Escuchando música varia, viendo como dos de cada tres anuncios en internet son enlaces a compañías nocturnas virtuales, chismoseando los perfiles de los "amigos" de facebook que si les has visto la cara de frente ha sido mucho descubrí algo...(y los que me conocen estarán pensando "no dijo que estaba mostrando su amor al mundo poniendo canciones no recomendadas para diabéticos...sí también)

Nosotras tenemos revelaciones asombrosas, son como epifanías que nos sirven.....para un culo. Sï, tal como leen, tenemos esas pistas mágicas, esas soluciones para nuestros problemas, literalmente caídas del cielo y nosotras hacemos caso omiso al asunto. Lo más divertido es que creemos que todo está solucionado, vemos tres aspectos vitales para una mujer segura, sexy y sensual o quizá sólo segura.

Descubrimos que....hubo una vida antes de alguien por ende habrá una después de ese alguien, es decir, podemos vivir sine se algo, podemos vivir sin comer esa torta de chocolate, sin ese gatito, sin ese hombre cromagnon o sin lo que creemos nuestra mandarina de turno. Lo cual nos lleva a la segunda revelación, en el cual todos diremos "Ahhhhh" aunque realmente es un "Awwwww" con ese tono lastímero de cuando sabemos...la está cagando y es que, no queremos, no se nos da la gana de dejar esa torta de chocolate, ese gatito, ese hombre de cromagnon o mandarina de turno, sabemos que podemos vivir sin eso pero no se nos da la gana dejarlo, nos encanta esa piedrita en el zapato porque nos recuerda lo dulce que es la vida.

Y estarán diciendo, sí sí, pero no hay tercera, esa es simple....que cuando nos despedimos no decimos adiós del todo, pero tampoco es un hasta luego, es un....hasta siempre (?) porque simplemente dejamos ir todo lo que odiamos y lo despedimos pero se queda anclado en la smemorias de nosotras lo que quisimos y seguimos la vida, miramos al frente, sonreimos, tenemos nuevas mandarinas, tomamos nuevas manos, besamos nuevas bocas, varias veces, varios días, diferentes, pero esas manos que tomamos, esos labios que besamos y ese amor que bebimos, escogemos dejarlo ahí, en la memoria, podemos vivir sin ellos sí, pero escogemos dejarlo ahí, darnos un poco de sal para saborizar la vida, porque quien no recuerda, está condenado a repetir errores y si nosotras olvidamos, nunca encontraríamos al tormento eterno.